lunes, 1 de junio de 2009

Bajo tu sombra


Orquídea. (La flor censurada)

Bajo tu sombra, Junio, salvaje parra,

ruda vid que coronas con tus pámpanos las dríadas desnudas,

que exprimes tus racimos fecundos en las siestas

sobre los cuerpos que duermen intranquilos,

unidos estrechamente a la tierra que tiembla bajo su abrazo,

con la mejilla desmayada sobre la paja de las eras,

la respiración agitada en la garganta

como hilillo de agua que corriera secreto entre las rosas

y los labios en espera del beso ansioso

que escapa de tu boca roja de dios impuro.

Bajo tu sombra, Junio,

yedra de sangre que tiende sus hojas

embriagando de sonrisas la pared más sombría,

la piedra solitaria;

Junio, paraíso entre muros, que levantas la antorcha de tus árboles

ardiendo en la púrpura vesperal,

bajo tu sombra quiero ver madurar los frutos,

las manzanas silvestres y los higos cuajados de corales submarinos,

la barca que va dejando por los ríos lejanos sus perfumes,

los bosques, las ruinas,

las yuntas soñolientas por los caminos

y el zagal cantando con un junco en los labios.

Quiero oír el inquieto raudal de los torrentes,

el crujido de las ramas bajo el peso del nido

y el resonante silencio de las constelaciones

entreabriendo sus alas como pájaros espumantes de fuego

al fúnebre conjuro de los nocturnos pífanos.

Bajo tu sombra quiero esperar las mañanas fugitivas de frescura

y los atardeceres largos como miradas

cuando todo mi ser es un canto al amor,

un cántico al amor entregado,

mientras las manos se curvan sobre las espaldas desnudas

y mis párpados se tiñen con el violento jacinto de la dicha.

"BAJO TU SOMBRA, JUNIO". P. García Baena

¡Tenía ganas de que llegara! Un junio que empieza en lunes: la jornada continua, la comida en casa, el gazpacho, la sandía fresquita, las tardes sin niños, los días de luz, la galbana, los atardeceres largos, el sol, las vacaciones a la vuelta de la esquina, la música, los libros, los crucigramas, las flores, las enredaderas, los gatos, el acuario del salón, la tortuga, los pájaros, las lagartijas, los helados, el café con hielo, la cerveza, la calle, las fiestas, las terrazas, la sombra, el agua, las tormentas, el olor a hierba y a tierra mojada, la noche, las estrellas, los murciélagos, los buhos, las ranas, los mosquitos, las cucarachas, el calor pegajoso, los ruidos, el insomnio... no sigo, creo que lo bueno gana.

2 comentarios:

Ranzou dijo...

Tengo que leer más a Baena, este es un buen texto ^^

Junio: Clima nuevo, vida nueva. (O NO)

Un saludo, Ranzou ;)

Irina. dijo...

;) o... yo no estoy en ella,ja,jja pero hay que intentarlo...

Por cierto, no es poesía pero me hizo sonreír: me acaba de llegar un mail titulado "La vida en cinco botellas" La primera es un biberón, la segunda un refresco, la tercera Wisky, la cuarta agua mineral y la quinta suero de hospital.

Si no fuera por el calorazo que hace hoy le pegaría un lingotazo a la tercera.

Un abrazo!!